NOTICIAS

El Consejo Regulador de la DOP Campo de Borja demuestra su competencia técnica en la evaluación sensorial de sus vinos, tras la auditoría de ENAC.

El Consejo obtuvo la ratificación de su competencia técnica como entidad de certificación de producto, en 2010, tras superar la auditoría de ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) y obtener la acreditación, por ello fue el primer Consejo Regulador Vitivinícola en obtenerla en España. En este periodo, año tras año, se han superado satisfactoriamente las auditorías de seguimiento y se ha revalidado la capacidad del Consejo, para realizar las actividades de verificación del cumplimiento del Pliego de Condiciones, en el que se define el producto elaborado en nuestras bodegas.

De entre los requisitos establecidos en el pliego, los que mayor dificultad entrañan para su verificación, son los referidos a las características sensoriales de color, aroma y sabor peculiares que definen nuestros vinos.

Con toda la subjetividad que se dice que tiene la evaluación de los atributos sensoriales, el panel de la D.O., dirigido desde el Laboratorio de Análisis del Aroma y Enología (LAAE) de la Universidad de Zaragoza, ha conseguido demostrar que puede proporcionar valores numéricos fiables para cada uno de los atributos sensoriales. De esta manera, el Consejo Regulador de la DOP Campo de Borja es uno de los pocos de nuestro país que puede garantizar que los vinos de su D.O. reúnen los niveles óptimos de calidad relacionados con el color y las notas aromáticas (fruta fresca y madura con notas florales, en el caso de los tintos jóvenes), gustativas (astringencia y cuerpo) y persistencia.

La base de este éxito se compone en primer lugar, de un panel de cata formado por jueces entrenados específicamente para valorar esas características, lo que requiere muchas horas y muestras de entrenamiento, muchas sesiones de formación y un seguimiento continuo de la capacidad de evaluación cuantitativa de cada catador. En segundo lugar, del desarrollo de una ficha de cata con atributos  específicos, empleando estrategias científicamente validadas de análisis sensorial. En tercer lugar, del soporte de infraestructuras e informático, incluyendo un original sistema de captura de datos en soporte informático, que permite obtener los resultados de manera instantánea. Y en cuarto lugar, del convencimiento y apuesta decida del Consejo por seguir apostando por la innovación, el compromiso con la calidad y la tierra para ofrecer al consumidor un producto de calidad reconocible e indiscutible.

Durante este último año, la Entidad de Control del Consejo Regulador de la DO Campo de Borja, cuyo responsable máximo en materia de sensorial es la Jefe del Comité de Catajunto con nuestros colaboradores, el LAAE de la Universidad de Zaragoza, AyC e IPGSof han realizado un excepcional esfuerzo para adecuar las técnicas de evaluación a los criterios de las normas internacionales más exigentes (UNE-EN ISO/IEC 17025) y, por supuesto, la profesionalidad de los evaluadores (enólogos de nuestras bodegas) y el buen hacer de todos los participantes, nos ha llevado al mejor resultado posible
en la última auditoría de ENAC, ninguna desviación y la felicitación del equipo auditor por nuestro trabajo.

En una disciplina (el análisis sensorial), que es objeto de debate a nivel europeo y que condiciona los procesos de control en numerosas DOP, este Consejo Regulador se posiciona, una vez más, por su alto nivel de competencia y con ello, garantiza el adecuado control de los productos amparados por la DOP Campo de Borja.

A %d blogueros les gusta esto: